sábado, 16 de junio de 2012







En un comentario me dice Un amigo que no me preocupe de los osos, que ellos estuvieron por aquí y no vieron ni uno.  Bueno, pues aparte de que en McCarthy mataron uno hace semanas, ayer comiendo me dijeron que anteayer vieron otro en el cementerio del pueblo.  Pues atención, familia. ME HE ENCONTRADO CON UNO. No es broma. De bruces, hemos estado el oso y yo mirándonos el uno al otro unos 5 segundos. Como mucho a unos 6 metros de mi.  Al igual que los días pasados, salí a patear. Hay bastantes caminos muy marcados, y suelen estar bastante transitados. Y precisamente hoy escogí el que va a una mina que se llama Bonanza, porque es muy ancho y van algunos todoterrenos, y bastante gente. Después de lo que me contaron ayer del oso del cementerio, me dije, coño, esto de los osos va en serio, así que voy a hacerme esta ruta que es de las mas concurridas. De hecho, al poco rato de empezar a patear, me adelanto un quad. Luego el camino se iba estrechando, ya no apto para coches, pero si para motos. Que me paso alguna. Pues cuando llevaba como una hora y media, detrás de una curva muy pronunciada, zas, allí estaba el bicho, parado y mirándome. Era claramente negro, no muy grande, debía ser muy jovencito. Me quede inmóvil, y en serio, he estado a punto no de cagarme, pero si de mearme encima. Saque el spray, y empece a andar marcha atrás, unos metros, y el bicho no se movió absolutamente nada. Luego me di la vuelta y empece a andar normalmente, concentrándome en que no debía correr, y como al minuto (bueno, quizá fueran unos segundos), después de doblar la siguiente curva empece a correr cuesta abajo como un poseso.  Me encontré con una pareja que subía, y volvimos a subir los 3. Evidentemente, el bicho ya no estaba. Después de varias horas de caminata, estos seguían subiendo, yo ya estaba machacado, me encontré con uno que bajaba, y me volví con el. Ese era local, trabaja en McCarthy, de guía. Le conté lo del oso,  y bajando, por la zona donde lo vi, vimos varias cagadas que el aseguraba que eran de oso, y muy recientes.  Por cierto, ayer Arturo me mando un SMS y me contó que en ultima thule, donde el esta (que yo me voy mañana para allá), estaban despellejando un oso que habían matado días antes Pues en serio, me he llevado un susto del copon. Aunque la verdad es que el bicho no tenía ninguna pinta amenazadora, pero en los segundos en que nos mirabamos, si al oso le da por avanzar hacia mi, no hubiera usado el spray, segurísimo, porque se me habría parado la patata. Muy bonito, pero no me vuelvo a dar ningún paseo, ni sendas concurridas ni hostias. Son las 5 de la tarde, mi encuentro con el oso fue como a las 11, y todavía estoy alterado.

2 comentarios:

  1. Tio, como no le hiciste fotos..

    ResponderEliminar
  2. Un osito negro de nada, Alfredo, no seas exagerado... :-)

    ResponderEliminar